Home » Editorial » Osorio, mariguana, mujeres, Chapo, Kate

Osorio, mariguana, mujeres, Chapo, Kate

Escrito por: Jorge Fernández Menéndez/Excélsior

Comenzaron el martes, en Cancún, los foros que organiza el gobierno federal de consulta sobre las posibilidades de regulación de la mariguana. Sobre el tema hablamos ese día con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Dos puntos parecen particularmente importantes al respecto. Primero, la decisión del gobierno federal, independientemente de que la administración y el propio presidente Peña tienen una posición definida sobre el tema en contra de la legalización de esa droga, de escuchar todas las opiniones posibles antes de llegar a la cumbre de la ONU sobre la mariguana, que se desarrollará en abril.

En un capítulo con tantos grises se debe tener apertura a escuchar a todos y no dar pasos en falso. Estoy convencido de que México, en este ámbito no puede ir por delante de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial y relación, el principal consumidor de esa droga y un país que mantiene una actitud política, social y penal dual ante la mariguana.

En ese sentido, la posibilidad de avanzar en la legalización para uso medicinal es algo posible y sensato. Una venta de sus compuestos por prescripción médica y con mecanismos de control, no muy diferente de muchos otros medicamentos en la actualidad. También en esa lógica sería posible y hasta positivo ampliar la cantidad de mariguana para consumo individual: y despenalizar así el consumo para no victimizar a consumidores sociales.

Al respecto no deja de llamarme la atención el grado de fundamentalismo de muchos de quienes están en pro de la legalización. Pareciera que no hay otra posibilidad, otro argumento, otra salida que esa y los matices se pierden porque se ignoran. Con la legalización se soluciona la violencia, el consumo, la inseguridad y se desarticula financieramente a los cárteles. Nada de eso es verdad. Si se avanza en la legalización, aunque sea parcial, debe ser por legítimas razones de salud pública (¿es conveniente o no?) y de libertades individuales.

Hay datos que no documentan ningún optimismo sobre el tema. Esta misma semana se dio a conocer la encuesta nacional sobre consumo de drogas entre estudiantes 2014. Y la tesis de que en México casi no se consume droga se derrumbó. Un millón 798 mil 400 menores de 18 años han consumido, al menos una vez, algún tipo de droga y, de ese total, dos terceras partes, es decir, más de un millón 100 mil estudiantes que cursan secundaria y preparatoria, fumaron mariguana. Los restantes son niños que cursan quinto y sexto grado de primaria (más de 150 mil consumieron marihuana). El consumo crece en los mayores de 18 años: el 36.2 por ciento ha consumido drogas y de ellos dos de cada cinco las consume regularmente. Y hay que recordar que hasta los 23 años la mariguana sí causa daños en el desarrollo de los jóvenes.

Tampoco es verdad que las experiencias de legalización han sido tan exitosas. En Colorado han aumentado desde los accidentes de tránsito hasta las muertes, desde la deserción escolar hasta la presencia del narcotráfico (ver el excelente texto de Bibiana Belsasso sobre el tema en la contraportada de La Razón de ayer).

Y es que la dimensión social de la legalización y sus efectos son muy diferentes entre la intelectualidad y en la clase media, entre los adultos en general, que en los sectores más populares o entre los niños y adolescentes. Un dato debería hacernos reflexionar al respecto. El Inegi acaba de informar que el 29% de los hogares del país está encabezados por mujeres, o sea que 9 millones 266 mil hogares son mantenidos, sostenidos, por mujeres solas. En el DF ese porcentaje llega al 35.7%, en Guerrero al 32.7% y en Morelos al 32.2 po ciento. Y un porcentaje altísimo de ese total corresponde a hogares de las extracciones más populares y humildes. ¿Alguien cree que a esas mujeres la legalización de la mariguana, o que la droga esté mucho más al alcance de sus hijos les beneficia, los ayuda?

En esa entrevista con Osorio Chong hablamos también de lo que viene después de la captura de Joaquín Guzmán Loera. Y el secretario de Gobernación dijo que seguían trabajando en torno a él, a su entorno, a su entramado logístico y financiero. Y adelantó que muy pronto “habrá una presentación, para que se sepa que no solamente es la captura, sino todo lo que la detención nos da de información, lo que nos permite saber cómo éste y otros cárteles han sido disminuidos, a partir de un trabajo de inteligencia que va desde su captura hasta la lesión de sus capacidades logísticas y financieras”. Habrá que esperar ese informe.

Hablando del entorno y sobre Kate del Castillo, se confirmó lo que se esperaba: la justicia de Estados Unidos y  la de México están trabajando juntas sobre el tema. La actriz ha sido informada de que debe comparecer, además de ante la PGR, también en una corte de Miami la próxima semana.

Osorio, mariguana, mujeres, Chapo, Kate

Si se avanza en la legalización, aunque sea parcial, debe ser por legítimas razones de salud pública.

Send this to friend