Home » Editorial » LOS CULPABLES DEL ENCABRONAMIENTO DEL “HITLER DE USA”

LOS CULPABLES DEL ENCABRONAMIENTO DEL “HITLER DE USA”

La Real Academia Española (RAE) define “encabronar” como “enojar, enfadar”. Pero quizás la RAE se queda corta cuando aplica la palabra a Donald Trump.

Es mucha molestia por supuesto, además, ánimo de venganza y odio. Aunque no siempre fue así. El magnate quería hacer negocios acá. Pero justo antes de ser candidato presidencial planteó su enorme frustración contra la corrupción; ganó una demanda por millones de dólares y nunca le pagaron, según su queja; y un alcalde cozumeleño y un empresario gañan como RODOLFO ROSAS MOYA en Quintana Roo –parece–, le pidió millones de dólares por terrenos en una reserva natural. Eso, dice The Daily Beast hoy, fue lo que le llevó a pensar en ese gran muro que separe las dos naciones. Su demanda no es de hace mucho: data de la Presidencia de Felipe Calderón; y su enojo se volvió “encabronamiento” justo durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. “El sistema legal en México es corrupto, como lo es mucho de México. Páguenme el dinero, el dinero que me deben y dejen de enviar criminales a nuestra frontera”, dijo en febrero de 2015. Y desde entonces su enojo creció, y creció, y creció… ¿y nosotros por qué?

Las gotas del vaso Trump:

  • Un Alcalde mexicano cozumeleño que le pidió un soborno de 20 millones de dólares por entregarle playas vírgenes de una reserva natural en Quintana Roo.
  • Un empresario yucateco (RODOLFO ROSAS MOYA) que, señala, lo estafó con el certamen Miss Universo.
  • Así como un mal negocio y una demanda perdida por unas torres de condominios frente al mar, en Baja California.

Donald Trump intentó hacer negocios en México varias veces. Y siempre perdió. Cada una de esas derrotas, varias en juzgados mexicanos, fueron metiéndole una idea: el muro…

Y un día, cuando vio que los cineastas mexicanos ganaban los Óscar del cine, estalló. E hizo pública su idea: México está lleno de corruptos estafadores, dijo, y es necesario construir un muro para separarlos

Luego vinieron las primarias para la Presidencia de Estados Unidos, y arrasó. Su discurso de odio contra México se hizo más marcado cada día, y eso le atrajo votos. Entonces le siguió. Así nació el monstruo que ahora amenaza con tragarnos vivos a todos los mexicanos, sin deberla ni temerla… Ahora, Donald Trump, el hombre que vino a Los Pinos y humilló al Presidente de México, Enrique Peña Nieto, se ha convertido en una amenaza real; ya no son tuits ni bravuconadas, ¡CONSTE! Ahora tiene la posibilidad de hacer realidad la pesadilla y vengarse de todos los agravios que, considera, se le han cometido.

The Daily Beast cuenta que mucho antes de las escaramuzas de Donald Trump contra México ya como candidato, fue un caso legal de telón de fondo lo que generó su odio hacia los mexicanos y su idea de que se se aprovechan de Estados Unidos. “Había sido jodido en un acuerdo de negocios, y nunca lo olvidó”.

“Hace años, Trump había firmado un acuerdo de negocios con el empresario Pedro Rodríguez por millones, con el fin de lograr el concurso de Miss Universo a la Ciudad de México en 2007. Mientras Rodríguez le pagó una fracción del costo por adelantado, las propiedades del Ing. Rodolfo Rosas Moya aparentemente fueron acondicionados en un fideicomiso como garantía para el resto”, narra. Pero Trump afirma que “no se le pagó según el acuerdo, y la acción judicial posterior fracasó en devolverle los millones de dólares que él cree que se le adeuda”…

En marzo de 2015, a través de su blog, el yucateco Rodolfo Rosas Moya afirmó que Trump mentía cuando aseguraba que su empresa, Comercializadora Ronac, S.A. de C.V., le debía dinero por el pago en garantía para la realización de Miss Universo en 2007. Rosas Moya —hermano de María de Lourdes, actual presidenta del IEPAC, el organismo regulador electoral del Estado de Yucatán–, escribió que el certamen se llevó a cabo exitosamente y que hubo ganancias de más de 8 millones de dólares, lo que a la postre ENCABRONÓ más al hombre que ahora se ubica en la antesala de la CASA BLANCA

Los periódicos mexicanos dijeron que el desencuentro de Trump con Rosas Moya se centra en 25 lotes en Playa del Carmen. Trump incluso ganó un arbitraje contra Rosas Moya en México en 2012, pero no tuvo ningún progreso en recuperar el dinero perdido. Trump cree que se le deben 12 millones, de acuerdo con un informe de 2015 de Bloomberg.

Sus problemas legales mexicanos parecían irritarlo profundamente. El año pasado lanzó una serie de tuits que de manera específica planteaban su irritación personal contra el sistema de justicia mexicano, pero poco a poco fue metiendo a los mexicanos en general.

Trump dijo en un tuit del 24 de febrero de 2015. “El sistema legal en México es corrupto, como lo es mucho de México. Páguenme el dinero que me deben y dejen de enviar criminales a nuestra frontera”.

Luego, dijo en otro tuit ese mismo día: “I have a lawsuit in Mexico’s corrupt court system that I won but so far can’t collect. Don’t do business with Mexico!” (“Tengo una demanda en el sistema judicial corrupto de México que gané, pero hasta el momento no la puedo cobrar. ¡No hagan negocios con México!”

COLOFON

Esta breve historia de culpables y encabronado, nos lleva a la reflexión de lo mucho e importante que resulta conducirse siempre por el camino correcto, pues uno nunca sabe el grado de dificultad en que metes o comprometes a terceros perjudicados, en este caso, ese odio jarocho del guerejo significa que MEXICO perdería a un SOCIO y…ni a quien quejarse después …

MEJOR LO DEJO SOBRE LA MESA

LOS CULPABLES DEL ENCABRONAMIENTO DEL “HITLER DE USA”

La Real Academia Española (RAE) define “encabronar” como “enojar, enfadar”. Pero quizás la RAE se queda corta cuando aplica la palabra a Donald Trump. Es mucha molestia por supuesto, además, ánimo de venganza y odio. Aunque no siempre fue así. El magnate quería hacer negocios acá. Pero justo antes de ser candidato presidencial planteó su enorme frustración contra la corr

Send this to friend